El nombre de Beronia enlaza con la historia de las tierras sobre las que se asienta. En el siglo III a.C., la zona conocida hoy como La Rioja estaba habitada por los berones, un pueblo guerrero celta, cuyos primeros poblados en Tricio, Varea y Leiva, demarcaron los límites de la región de Beronia, lo que hoy es La Rioja.

Bodega

Bodega

Beronia.

Beronia es fundada en el año 1973 por un grupo de empresarios, amigos entre sí, y en 1982 se integra en la “Familia de Bodegas de González Byass”. Hoy, Beronia es una bodega española de referencia tanto a nivel nacional como internacional y que elabora sus vinos al más puro y tradicional estilo de Rioja con su “propia personalidad” y “estilo Beronia”.


La Rioja.

La región de La Rioja esta situada en el valle del Ebro. Al norte limita con la Sierra Cantabria y, al sur, con la Sierra de la Demanda, creando un enclave único para la producción de vinos de la más alta calidad. La Rioja es la Denominación de Origen más reconocida de España y cuenta con 63.593 hectáreas de viñedo.

El valle de la Rioja debe su nombre al “río Oja” y se divide en tres subáreas con diferentes características vitivinícolas:

  • Rioja Alavesa: influenciada por el clima atlántico con suelos de yesos y arcillas situados en terrazas y pequeños pagos.
  • Rioja Alta: con clima principalmente atlántico y suelos de yesos, arcillas ferrosas y aluviales.
  • Rioja Baja: con clima más seco y cálido debido a la incuencia mediterránea con suelos de arcillas aluviales y ferrosas.

Bodegas Beronia se sitúa en Ollauri en pleno corazón de la Rioja Alta. En esta zona, encontramos diferentes microclimas dependiendo de la orientación del viñedo y de la protección frente a los vientos del valle del Ebro. Los suelos, son los mejores para la viticultura de calidad, y tienen una estructura equilibrada de arena, sedimentos y arcilla, siendo poco alcalinos y pobres. La Rioja ofrece una gran variedad de “terroirs”, que aportan gran complejidad a los vinos y un marcado carácter diferenciador.

En esta región, los inviernos son fríos, con nevadas localizadas en el mes de enero y los veranos son suaves, no muy calurosos. Las lluvias son modestas y dispersas en todo el año (400l/m2). Además del clima, el resguardo de las influencias atlánticas y la riqueza de minerales aportada por el río Ebro, hacen de La Rioja una zona privilegiada para el cultivo de la vid.