En la bodega de Beronia Rueda la tecnología y la arquitectura se integran al servicio de la naturaleza, la armonía y el equilibrio unen acero y tierra, hormigón y uva o cristal y aire.

Beronia Rueda cuenta con 65 hectáreas propias repartidas en dos fincas (El Torrejón y La Perdiz) plantadas en 2016 con la variedad Verdejo.

La Finca El Torrejón posee un suelo muy interesante porque tiene mucho aluvión del Duero y, sobre todo, betas de caliza que le dan mucha mineralidad al vino. Todo el viñedo se ha sectorizado aprovechando los diferentes tipos de suelo y exposiciones al sol en función de las pendientes.

La Finca La Perdiz, donde está situada la bodega, cuenta con 25 hectáreas que se trabajan con tres sistemas de conducción diferentes. Cada uno de ellos favorece a la planta y el fruto de diferentes maneras (alargando o acortando ciclo y favoreciendo un estado fitosanitario óptimo,…) con el fin de elaborar vinos de alta expresión.

Beronia Rueda

Beronia Rueda

UN VERDEJO PREMIADO

Actualmente, Beronia Rueda elabora un único vino, procedente  de dos vendimias. Una más temprana donde se obtiene un vino más fresco y con el punto aromático más herbáceo, con toques  de boj, hierba e hinojo. Y por otro lado, pasados unos días, se vendimia una segunda parte con mayor maduración donde se encuentra la fruta de hueso y otros tipos más exóticos.

Es un coupage o blend de una sola variedad con dos tiempos de maduración, en los que se tienen en cuenta los factores de la variabilidad de zonificación del viñedo, el punto  de maduración y el de bodega: lo que aportan los tipos de materiales con los que se trabaja.

El Verdejo de Beronia Rueda se fermenta en acero inoxidable y en depósito de hormigón. El “inox” da la fruta fresca y en el hormigón se obtienen vinos cálidos porque se produce un mayor contacto con las lías y se consiguen vinos mucho más gruesos. En el hormigón se trabaja la boca; y en el acero inoxidable, la fruta.

Beronia Rueda se ha convertido en uno de los Verdejos de la Denominación de Origen más reconocidos del año al ser galardonado con la Medalla de Oro en el Concours Mondial de Bruxelles y en los Premios Baco Cosecha 2016. El doble éxito alcanzado en dos de las grandes citas con el vino del año sitúa a Beronia Rueda como una de las principales referencias de esta variedad de uva en el panorama vitivinícola español.

 


UNA BODEGA SOSTENIBLE

El diseño de la bodega se ha pensado desde el primer momento para que sea sostenible. Sus gruesos muros de hormigón y el semi- enterramiento de la zona de elaboración a cinco metros de profundidad, provocan una baja inercia térmica entre el exterior y el interior de la bodega, lo que asegura una temperatura constante muy valiosa en el almacenamiento y conservación de los vinos blancos.

En Beronia Rueda se hace una viticultura racional. “Gracias a la climatología del lugar, casi se podría trabajar en ecológico de forma natural, porque es una zona privilegiada”, explica la enóloga de Beronia Rueda, Marian Santamaría.

 


EL VINO

Realizamos dos vendimias para posteriormente vinificar también dos veces:

  • Primero, una vendimia temprana y fermentación a más alta temperatura. Así obtenemos una explosión de aromas con notas de pomelo y fruta de hueso.
  • Después, una vendimia tardía buscando maduración y fermentación a menor temperatura. De esta forma obtenemos mayor concentración y complejidad en boca.

El vino resultante es un coupage de las dos elaboraciones para conseguir un vino aromático, fresco, sabroso y complejo en boca.