González Byass tiene como objetivo representar la diversidad enológica de España. En su “familia de vinos” están representadas seis zonas productoras de renombre y prestigio reconocido: D.O Jerez, D.O. Ca. Rioja, D.O. Somontano, vinos de la Tierra de Castilla y de Cádiz.

En este mapa enológico, González Byass no tenía presencia en Castilla y León, por ello, se presenta Beronia Rueda Verdejo. Con Beronia Rioja Tempranillo y Beronia Rueda Verdejo se aunan bajo una misma marca las dos variedades de uva autóctona más representativas del vino español y las dos denominaciones de origen más importantes en vino tinto y blanco. En su etiqueta, aparece la imagen de la ermita barroca del Cristo de las Batallas, construida en el año 1734, monumento que identifica Rueda y que tiene un gran arraigo popular, esta ermita es conocida como "La Cuba” debido a que los bodegueros fueron vertiendo vino en una cuba de quinientos cántaros y con la venta del vino consiguieron levantar el templo.

Beronia Rueda Verdejo

Beronia Rueda Verdejo

LA VIÑA

EL TERRUÑO MARCA EL VINO Y EL VINO EXPRESA LA TIERRA DONDE NACE.

González Byass ha invertido mucho tiempo buscando una viña en producción que reuniera las características ideales para elaborar un vino de Rueda, ya que el terruño marca el vino y el vino expresa la tierra donde nace. Se trata de una viña de 24,3 hectáreas, situada a 750 metros de altura y plantada en 1999. Se llama “Pago Carro de Santa María” y está situada a un kilómetro escaso de la Villa de Rueda. El factor de personalidad de Beronia Rueda radica en la auténtica simbiosis entre la variedad verdejo y los típicos terrenos “cascajosos” de la zona. Son suelos pardos y pedregosos, que absorben el calor durante el día y lo desprenden por la noche. Están bien aireados, ricos en calcio, magnesio, con un excelente drenaje y que confieren la máxima complejidad a la uva.


EL VINO

Beronia Rueda es un vino muy especial debido a sus “dos elaboraciones”:

  • Primero, una vendimia temprana y fermentación a más alta temperatura (16º). Así se obtiene una explosión de aromas con notas de hinojo, pomelo y fruta de hueso.
  • Después, una vendimia tardía buscando maduración y fermentación a menor temperatura (13º). De esta forma se consigue más concentración y complejidad en boca.
  • El resultado es un coupage entre las dos elaboraciones para conseguir un vino aromático, fresco, sabroso y, al mismo tiempo, complejo en la boca.

Beronia Rueda es 100% Verdejo. Se presenta brillante, de un bonito color amarillo-pálido con matices verdosos. De gran intensidad aromática, posee matices de hinojo, flores blancas, hierba fresca y un rico fondo de frutas de hueso. En boca es seco, sabroso, con una entrada golosa y largo recorrido, de acidez equilibrada y cierto amargor propio de la variedad, que le confiere persistencia.