El “tinto de verano” de Beronia

No os vamos a hablar de qué vinos de la casa combinan mejor con sifón o Casera, ni a daros nuestra receta particular de cómo rebajar y refrescar los tintos en verano. Y es que hay un vino en Beronia que es la opción perfecta para tener a mano cuando aprieta el calor.

Si aún no habéis probado nuestro Tempranillo Elaboración Especial, es el mejor momento para hacerlo. Es un tinto que hacemos con especial cariño desde 1997, siempre siguiendo una fórmula muy particular que consigue captar toda la viveza, jugosidad y carácter frutal de la variedad reina de Rioja.

Buscamos que el vino resulte atractivo desde el primer momento; nos encanta ese color cereza casi rabioso, muy vivo y brillante. La nariz es un derroche de fruta y flores: violetas y cerezas a gogó arropadas por toques torrefactos. En boca, fruta, mucha frescura y una divertida nota de regaliz rojo y negro.

¿Qué tiene de especial?

De entrada, elegimos viñas más jóvenes en el entorno de los 20 años, a menudo en parcelas cerca del río que maduran antes y en las que conseguimos buenos índices de frescor.

Iniciamos la fermentación en depósitos de acero inoxidable, pero antes de que acabe metemos el mosto en barricas de roble americano. En los tanques de acero inoxidable nos quedamos con una cantidad importante de pieles que sometemos a remontados enérgicos para conseguir una alta extracción en un periodo muy corto de tiempo (24 horas) y que nos permite conseguir ese color tan intenso y brillante.

El vino termina la fermentación en barrica y lo dejamos entre cuatro y seis meses con objeto de que se estabilice y se afinen los taninos. El trabajo con las lías (los restos de levaduras que quedan durante la fermentación) ayudan a conseguir una sensación glicérica y que el vino se sienta particularmente redondo den boca.

Cómo tomarlo

Gracias a esos taninos bien pulidos y a la suavidad que tiene el vino en boca, el Tempranillo Elaboración Especial es un vino que aguanta sin problemas una temperatura de servicio más fría: hasta los 13ºC o incluso los 11ºC.

Nuestra recomendación es ponerlo a enfriar en la cubitera como si se tratase de un blanco o un rosado y cuando tenga la temperatura adecuada sacarlo fuera. (Un recordatorio importante: la cubitera se prepara con hielo y agua, ya que la forma más rápida de transmisión de temperatura es a través del líquido).

Con este “tratamiento veraniego”, nuestro Beronia más explosivo y fresco puede convertirse en el acompañante perfecto en la playa y las barbacoas y fiestas con amigos. También es una buena opción para los locos de los tintos que no quieren renunciar a seguir bebiendo su estilo de vino favorito cuando aprieta el calor.