viñedos

Los rojos más inspiradores

El rojo es el color de las pasiones, de la fuerza, la valentía, del calor, de la vida. En el simbolismo chino es el color de la buena suerte, y según el fengshui se utiliza para atraer la atención. Tratándose del tono transmisor de energía por excelencia, resulta coherente que en la naturaleza lo encontremos allá donde clavemos la mirada: en el cielo, en el agua o en la tierra. Es el rojo característico que se contempla en esta época del año desde los viñedos de Beronia, el que inspira las líneas de este post. 

  • ENROJECIMIENTO DE LAS HOJAS O MOMIJI

Es, junto al florecimiento de los cerezos, el espectáculo natural que más se disfruta en Japón. Con la bajada de las temperaturas y la llegada de los vientos más fríos, las hojas del arce japonés comienzan una transformación que pasa del verde al amarillo, para después adquirir tonos naranjas, rojos y hasta violetas. Durante las tres semanas que dura este fenómeno, el país se tiñe de otoño.

Créditos: descubriendojapon.com

Créditos: descubriendojapon.com

  • RÍO TINTO

A lo largo de la provincia de Huelva discurre este río de intenso color rojo tierra, y lo hace durante casi 100kms, hasta fundirse con el río Odiel. Su color se debe a la meteorización de los minerales que contiene, plagados de sulfuros de metales pesados (hierro y cobre). Sorprendentemente la NASA probó nuevos instrumentos espaciales en este terreno, ya que las condiciones que aquí se dan son lo más parecido a las de Marte que se pueden encontrar en nuestro planeta.

Créditos: Fuerte Hoteles

Créditos: Fuerte Hoteles

  • EL ATARDECER EN LOS LUGARES MÁS RECÓNDITOS

Observar los últimos resquicios de luz es algo que siempre ha resultado sugerente a los ojos del ser humano, incluso hay quienes eligen su destino vacacional en función de su belleza. Estos son algunos de los más espectaculares:

Masai Mara, Kenia. Poder vivir un ocaso en mitad de la sabana mientras contemplas una acacia al fondo y, a ser posible, uno de los cinco grandes de África, debe ser una experiencia que te deje sin habla y te marque de por vida.

Créditos: Pinterest

Créditos: Pinterest

Desierto de Atacama. Situado en el norte de Chile y apresado por los Andes, se encuentra el inmenso desierto de Atacama en cuyo terreno se forman termas, geiseres y salares, sobre los que, al caer la tarde, se refleja el sol.

Créditos: Youtube

Créditos: Youtube

Valle de los Baobabs, Madagascar. En mitad de este área protegida y rodeado por majestuosos ejemplares de baobabs, que pueden llegar a medir hasta 24m de altura y tener mil años de antigüedad, sentirás tal paz que te reconciliarás con el mundo.

Créditos: Pinterest

Créditos: Pinterest

Aiguille du Midi, Montblanc. Para contemplar el último atardecer de la lista debes subir hasta los 3.824m de altura, y allí respirar el aire puro que deja que el sol se esconda con total nitidez y la luz se refleje sobre la nieve.

Créditos: Youtube

Créditos: Youtube

  • EL VINO

En el caso del vino, la naturaleza ha sido también la total responsable del envolvente color rojo que lo tiñe y que es motivo de estudio para los más apasionados. La uva empieza a gestarse en la viña, lugar donde, con mucho mimo y cuidado, va creciendo y transformándose según las estaciones. El momento de la vendimia es duro y sacrificado, pero también esconde mucha belleza y una gran recompensa final: poder comprobar cómo cae en tu copa y, finalmente, poder degustarlo.

Créditos: Kym Ellis

Créditos: Kym Ellis

¿Has sentido la inspiración que evocan estos rojos plagados de belleza?. Si quieres vivirlo, prueba a descorchar un Beronia Crianza, Reserva o Gran Reserva y lo verás con tus propios ojos.