Nuestro enólogo, Matías Calleja, en clave muy personal

Matías Calleja es un hombre del vino. Nació y se crió en Ollauri, la pequeña y pintoresca localidad de La Rioja donde se alza Bodegas Beronia y donde ha cumplido ya 36 vendimias. En esta entrevista habla de su infancia, su pueblo, sus aficiones y su pasión por el vino.

¿Por qué te hiciste enólogo?

Soy de Ollauri [La Rioja], así que nací entre viñas. Mi familia tenía viñedo y elaboraban vino de cosechero

¿Cuál es tu primer recuerdo de infancia con el vino?

Fui monaguillo y además un poco travieso. Ya se sabe que a los monaguillos nos gusta mucho el vino… (risas). También recuerdo las meriendas de pan con azúcar.

Danos algunas buenas razones para visitar Ollauri

Ollauri es un pueblo con historia: lo fundaron 33 nobles, de modo que originariamente había 33 casas con sus 33 escudos de las que aún quedan varias construcciones señoriales. La huella del vino es importante: se ve por ejemplo en las antiguas bodegas Paternina que son espectaculares. El terruño del municipio, además, es magnífico para elaborar vinos que pueden envejecer. Y para rematar, tenemos un restaurante, La Taberna de Ollauri, que está súper de moda.

¿Cómo se relaja un hombre de vino? ¿Cuáles son tus aficiones?

Aparte de los tópicos, como leer -lo hago sobre todo en invierno-, me gusta mucho la huerta, tener mis tomates, mis verduras… También doy largos paseos por el monte. Mi segunda casa es Ezcaray, donde hago bici de montaña. Y luego están los viajes, que son casi más un vicio que una afición.

Si tuvieras que contar Rioja en tres palabras, ¿cuáles serían?

Genuinidad, honestidad y diversidad de terruños.

¿Qué otro paisaje del vino te ha emocionado?

La zona norte de Italia es brutal. Hay muchas regiones vinícolas con encanto, pero me quedo con Piamonte.

¿Cuál es tu restaurante favorito? Ése en el que te sientes siempre a gusto.

En mi casa siempre estoy a gusto (risas). He viajado bastante y debo decir que la calidad y diversidad de la gastronomía española es excelente.

¿Cuál es tu plato favorito y con qué vino lo tomarías?

No soy muy difícil, disfruto con muchas cosas, pero en invierno me pueden los platos de cuchara. Los tomaría con algún Beronia, que están todos buenísimos.

Tu variedad de uva favorita es…

La tempranillo; es la que más me gusta elaborar.

El vino del que te sientes más orgulloso

Los vinos son como los hijos, todos tienen algo. Cada vino tiene su momento.

Un vino para tomar en pareja

Habría que investigar a la contraria, pero un Beronia III A.C. 2005 podría estar muy bien.

Un vino para ver la tele

Un Beronia Viñas Viejas 2005.

Un vino para regalar a alguien que le gusta el vino

Un Beronia III A.C. 2015

Y, por último, ¿qué vino te gustaría que te regalaran a ti?

Cualquiera que me pueda sorprender. Y sorprenderme a mi es fácil. Basta con que sea algo diferente.