Cosecha de Familia: el vino secreto de Beronia

Es un gran reserva, no se puede conseguir en tiendas, lleva la obra de un artista reconocido en la etiqueta y está reservado para los socios de, Cosecha de Familia, nuestro particular club de vinos que nació hace más de 30 años.

El club

Tiene mucho sentido si se piensa que Beronia surgió de la pasión de un grupo de amigos de San Sebastián muy aficionados al vino y a los que les gustaba explorar la región cercana de Rioja, tanto que acabaron creando el suyo propio.

Casi desde el principio, junto a las marcas comerciales de la bodega, se ofrecía a los amigos y a los amigos de los amigos que consumían vino con asiduidad o les gustaba ofrecerlo como regalo la posibilidad de comprar un lote de un tinto especial de edición limitada. Éste fue el germen de un club de clientes que ha ido evolucionando hasta nuestros días.

Hoy, los socios, además de poder acceder a este Cosecha de Familia, tienen descuentos especiales en todos los vinos de bodega, servicio de transporte gratuito a partir de un volumen de compra y la posibilidad de realizar una cata y visita guiada a Beronia. También están invitados al evento de presentación de la nueva añada del vino en el mes de marzo para catarlo en primicia y a la cata de uvas que se realiza en el mes de septiembre. El lote actual, que acaba de ponerse a la venta, consta de 60 botellas, una lámina del cuadro del artista que ilustra la etiqueta y un set de copas de regalo.

Cosecha de Familia Gran Reserva 2011

Hay dos motivos que convierten a esta edición en una de las más especiales que se han lanzado hasta la fecha: la excelencia de la añada (que sigue a otra calificada de excelente como 2010) y la obra de Tàpies que ilustra la etiqueta. Se trata en concreto del cuadro titulada Arc Blau, que incluye una oportuna alusión gastronómica. Si el interés general de este artista por la tierra junto al uso de técnicas mixtas y de materiales presentes en la Naturaleza le acercan a un mundo apegado al territorio, su devoción por el collage ofrece un bello paralelismo con el meticuloso ensamblaje de vinos que está en la base de un gran reserva.

El Cosecha de Familia, de hecho, intenta convertirse en el mejor representante de esta categoría combinando la complejidad de un tinto que ha ido evolucionando durante el proceso de crianza en barrica y en botella, y la textura suave y pulida que solo se consigue tras una paciente espera. Son especialmente destacables sus notas especiadas junto a toques de tabaco, cedro y café torrefacto procedentes de la madera, así como la suavidad en el paso de boca.

Para quienes estén interesados en detalles más técnicos, la cosecha 2011 es el resultado de un ensamblaje de tempranillo (92%), graciano (6%) y mazuelo (2%) criada durante 24 meses en barricas de roble francés y que sale de bodega con un mínimo de 36 meses de reposo en botella. La recomendación del enólogo Matías Calleja  a los socios del club es que disfruten de este gran reserva desde el mismo momento de su salida al mercado y hasta 2035. Al fin y al cabo, envejecer es una de las grandes habilidades de Rioja.