consejos para consevar el vino

5 Consejos para conservar el vino durante el verano

Disfrutar de un buen vino es un placer que puedes disfrutar los 365 días del año. Hace unos días os contábamos cuáles eran los vinos de Beronia ideales para disfrutar del verano acompañados de una buena comida. Y en el post de hoy os traemos consejos para conservarlos en las mejores condiciones posibles y podáis disfrutar del sabor de La Rioja al 100%.

La colocación del vino

¿Has visto alguna vez algún botellero que presentase las botellas de forma vertical? Eso es una buena indicación de cómo debes colocar el vino en tu casa, siempre de forma horizontal, nunca vertical. Y te preguntarás ¿Por qué? Guardar los vinos sellados con tapón de corcho en posición horizontal, garantiza que el corcho se mantenga en contacto con el vino. Si las mantuviéramos en posición vertical, correríamos el riesgo de que el corcho se secase y dejase pasar el aire, produciendo la oxidación del vino. Los vinos con tapón de rosca pueden mantenerse en posición vertical, sin ningún riesgo.

Temperatura

Este es uno de los consejos más importantes y más difíciles de cumplir durante el verano. Debemos tener en cuenta que a la hora de conservar el vino no debemos exponerlo a cambios de temperatura bruscos y que siempre se encuentre entre los 10 y 15º ya que los extremos de frío y calor pueden dañas los vinos. Uno de los peores lugares para conservar el vinos es la cocina, debido a las grandes diferencias de temperatura que suele haber. Si lo colocamos en lugares calientes, acortaremos su vida. Por el contrario si lo metemos en la nevera, conseguiremos que el corcho pierda elasticidad, dejando pasar el aire a la botella atacando al vino y pasándolo.

Evitar la luz directa

Al vino no le conviene el contacto directo con la luz solar (concretamente los rayos ultravioleta), ni las luces intensas ya que “gracias” a ella pueden calentar el vino y dar lugar a reacciones químicas que compliquen su conservación. De ahí que será mejor que lo guardes en un lugar oscuro donde haya poca luz y si necesitas alumbrar, que sea con luz artificial.

La humedad

La humedad es importante por el corcho. Cuando la habitación donde guardes tus Beronia se encuentre con  una humedad que oscile entre el 65% y el 80%, el vino estará en unas condiciones óptimas. Gracias a estos niveles el corcho estará en condiciones perfectas de elasticidad evitando así derrames, filtraciones de oxígeno o formación de hongos.

Dejar reposar el vino

Al vino no le sienta bien el movimiento, necesita reposo y tranquilidad para poder ofrecerte las mejores cualidades de su sabor. Cuanto menos cojamos y agitemos una botella, mejor será el resultado que ofrecerá a nuestro paladar, así que antes de aventurarte a elegir sobre la marcha, ve a tiro hecho.

Con esta serie de consejos conseguirás conservar tus Beronia de la mejor forma posible. Si no tienes la suerte de contar con una sala que puedas utilizar a modo de bodega, recuerda que hay botelleros que cuentan con las características de mantenimiento idóneas para el vino. ¡A disfrutar del verano con un Beronia!