Muchos motivos por los que brindar

¿Cuántas veces brindaremos durante estas fiestas? y ¿cuánto lo hacemos a lo largo del año? Seguramente muchas, más de las que crees. Y es un buen síntoma, porque cuando se brinda es en señal de algo positivo, es una forma de unión, un momento íntimo y único que se crea en mitad de una celebración. Durante el brindis nos deseamos lo mejor, salud, éxitos y felicidad. Hay cientos de motivos por los que celebrar y, por lo tanto, por los que brindar.

Debido a su carácter integrador, lo cierto es que se trata de una costumbre extendida a lo largo y ancho del planeta, pero que, obviamente, cada país tiene sus particularidades a la hora de llevarla a cabo. Seguramente conozcas algunas de las que tenemos en España, como que -por motivo de superstición- no se brinda nunca con agua, que se debe mirar a los ojos, o que es de mala educación no beber al menos un sorbo de la copa con la que se brinda.

Pero, ¿conoces cuáles son los rituales que se practican en otras partes del mundo? Te recomendamos que prestes atención, porque a buen seguro esta información te servirá a la hora de, por ejemplo, romper el hielo en la cena de empresa.

Hungría – Kedves egeszsegere

No es costumbre rozar las copas en el momento del brindis por lo que simplemente se acercan, lo contrario podría resultar ofensivo. La razón es que el sonido del tintineo de las copas les trae un mal recuerdo porque les remite a un episodio ocurrido en 1849, durante el que fueron ejecutados 13 mártires por fuerzas austriacas, y que los generales festejaron chocando sus vasos.

China – Ganbei

En el país asiático, cuando el brindis se hace entre dos personas, el mayor levanta la copa más alta con respecto a la del otro; además, si se es invitado a la casa de un amigo, la copa se debe mantener más baja que la del dueño de la casa en señal de respeto. Otra manía durante el brindis es beber el contenido del vaso de un trago y darle la vuelta con el fin de demostrar que no hay nada más.

Créditos: protocolo.org

Créditos: protocolo.org

Japón – Kampai

Como abanderados del respeto que son los japoneses, es indispensable servir primero al invitado y por último a uno mismo. Otro dato a tener en cuenta es no decir nunca “chin-chin” porque su significado es muy diferente al nuestro y podría resultar un poco más incómodo (os animamos a buscarlo).

Créditos: vinetur.com

Créditos: vinetur.com

Rusia – Vashe zdorovie

Tienen la costumbre de brindar al comienzo de cada ronda, pero para los rusos también es muy importante contarse anécdotas e historias antes de comenzar a beber. Además, si las celebraciones son realmente importantes, se deben romper los recipientes en señal de gozo.

Créditos: blogspot.org

Créditos: blogspot.org

Por nuestra parte, no queríamos finalizar este post sin desearos lo mejor para el nuevo año, 365 días en los que no falte el buen vino ni los motivos por los que alzar la copa y brindar: “Que los mejores momentos de nuestro pasado sean los peores de nuestro futuro” (refrán popular irlandés).