Beronia Rueda 2017

¡Bienvenido, Beronia Verdejo 2017!

¿Habéis probado ya algún vino de la cosecha 2017? Si aún no lo habéis hecho, es el momento adecuado para ello. Acaba de salir al mercado el Verdejo 2017 de Beronia Rueda. Con esta van ya tres añadas de este proyecto que nos tiene tan ilusionados en Beronia.

Lo primero y más práctico: ¿cuándo y cómo nos lo tomamos? Aunque lo más habitual es elegir el Verdejo para el tapeo y como aperitivo, dos momentos en los que nuestro Beronia es una gran opción, siempre nos gusta buscar una consistencia extra en boca para que pueda formar parte de distintas experiencias gastronómicas.

Una propuesta especialmente divertida puede ser combinarlo con sushi. También, por su perfil fresco, acompañará muy bien platos de cocina oriental. A los que prefiráis un menú más clásico os recomendamos probarlo con ahumados y pescados en general (mejor blancos que azules). Y para no fallar en esos momento en los que hay que improvisar con rapidez, nada mejor que un Beronia Verdejo con una tabla de quesos. Si son de tipo cremosos y pasta blanca, la combinación es ya para nota.

Aseguraos de servirlo bien fresco porque los vinos blancos cogen temperatura rápidamente en la copa. Si os pilla el toro, siempre podéis darle un golpe de 10 minutos en el congelador aunque lo más rápido es enfriar en una cubitera con mitad de hielo y mitad de agua.

¿Te atreves a hacer una nota de cata?

La Verdejo es una variedad bastante expresiva y aromática. Si tus amigos o familia tienen un particular interés por el vino, puedes animar la reunión proponiéndoles que intenten hacer una nota de cata. Será muy divertido comprobar la lista de frutas y hierbas que ha enumerado cada uno. Para que os sirva de guía, nuestros enólogos han encontrado toques cítricos y de fruta blanca junto con las características nota de hinojo de la Verdejo, pero seguro que vosotros podéis especificar si os da más toques a limón o a lima, pera, melón, manzana,…

Los entresijos de Beronia Verdejo 2017

¿Os interesa conocer más cosas sobre este vino y cómo se elaboró? Un truco muy nuestro es combinar dos tipos de vendimia: una temprana para conseguir acidez, frescor y realzar todas las notas herbáceas de la Verdejo; y otra algo más tardía para tener la parte de fruta madura y de volumen en boca. Normalmente combinamos uvas de distintos municipios: en esta añada de Rueda, Serrada, La Seca y Nueva Villa.

En 2017, sin embargo, la climatología nos la ha puesto un poco difícil, más o menos como a la mayoría de regiones productoras de la mitad norte. No nos escapamos de las heladas de abril ni de los calores y la sequía del verano. Cada uno de estos factores repercutió a su manera para que la producción de uva este año fuera mucho más pequeña. También tuvimos madureces más altas que luego nos obligaron a trabajar más en bodega para no perder la frescura que buscamos siempre en este blanco.

A los que os gusten los entresijos de la elaboración, os podemos explicar que la falta de lluvias repercute en que la piel de la uva sea más gruesa de lo normal y que además acumule potasio. Este elemento nos hace perder frescura y acidez, de modo que este año tuvimos que reducir la maceración inicial que hacemos en frío con las pieles de la uva antes de la fermentación. Es muy importante adaptar la elaboración a las características específicas de cada cosecha. Suerte que contamos con Marian Santamaría, gerente y enóloga de Beronia Rueda y dos enólogos de primera: Matías Calleja, con su experiencia de tantos al frente de los vinos de Beronia en Rioja, y Beatriz Paniagua, que además de ser de la tierra es una apasionada de los blancos.