Plan Beronia

#PlanBeronia de Semana Santa: nuestros vinos varietales con quesos de La Rioja

La primavera es una de las mejores épocas del año para visitar Rioja. El paisaje sale de su letargo invernal, florecen los almendros y la viña empieza a brotar. Es tiempo de renovación y de descubrimiento; el momento ideal para probar los vinos más modernos y atrevidos de Bodegas Beronia junto a los quesos elaborados por Los Cameros.

 

Viña, bodega y uvas

Entre todos los planes que ofrecemos en Beronia esta Semana Santa,  la “Visita Varietales” es una de las más completas, ya que además del clásico recorrido por la bodega incluye una instructiva salida a  la viña. Permite tener una idea bien clara de todo lo que ocurre desde que se vendimia la uva hasta que se embotella el  vino.

La parte favorita de nuestros visitantes, sin embargo, es la cata final que, en este caso está centrada en los tintos de la Colección Beronia Varietales. Con ella queremos mostrar por separado algunas de las principales  uvas tinta que cultivamos en Rioja. En cierto modo, es como si enseñáramos “las tripas” de la bodega y desveláramos la personalidad de los ingredientes que utilizamos en el resto de nuestros tintos: tempranillo, graciano y mazuelo.

Como cada uva tiene su propia personalidad y características diferenciadas, las trabajamos de forma diferente. De la misma manera, y como en Beronia nunca puede faltar la gastronomía, acompañamos cada vino con un queso diferente del productor Los Cameros.

 

Graciano con queso tierno

El graciano es nuestro vino varietal con menos envejecimiento en barrica: apenas 6 meses en roble francés. Por eso lo acompañamos de un queso tierno de sabor suave. La graciano es una uva con mucho color y energía; la fruta está siempre muy presente y junto a ella aparecen características notas especiadas y herbáceas. La mezcla de leches utilizada en este queso tierno (leche de vaca en su mayor parte con, algo de oveja y una pequeña parte de cabra) encaja muy bien con el variado registro aromático de la variedad.

 

Tempranillo con queso de cabra DOP Cameros

Son quizás los dos productos más especiales en su elaboración. El tempranillo es el único vino de la bodega que se elabora completamente en roble americano, pero además fermenta también en barrica y para fomentar el intercambio con las lías utilizamos un sistema de ruedas que nos permite girar la barrica con gran facilidad.  Este vino con complejidad y entidad necesita un producto de raza al lado. De ahí que lo demos a probar con el queso tradicional con denominación de origen DOP Cameros.

El maridaje es en cierto modo histórico, ya que vino y queso llevan muchos siglos formando parte de la cultura de La Rioja. De hecho, las primeras citas del queso camerano se encuentran en las “Obras Completas” de Gonzalo de Berceo allá por el siglo XIII.

Este queso se elabora con leche de cabra de las razas Serrana, Murciana – Granadina, Malagueña y sus cruces, el 80% de cuya alimentación viene del pastoreo. Uno de sus elementos más reconocibles son las marcas que presenta en la corteza y que proceden de la “cilla”, el molde de mimbre trenzado que se usa en su elaboración. El sabor es muy intenso y láctico, a menudo con notas de hierbas silvestres y cueva.

 

Mazuelo con queso curado de oveja

El vino con mayor envejecimiento requiere un queso con un proceso de curación más largo. La mazuelo (conocida también como cariñena) es una variedad que necesita tiempo para expresar su potencial real. Por su alta acidez, tanicidad y color se utiliza habitualmente como complemento de la tempranillo en vinos de guarda. Trabajada por separado, la envejecemos  en barricas mixtas que combinan tapas de roble francés y duelas de roble americano durante 27 meses. Es un vino poderoso y lleno de energía en el que hay mucho de todo: fruta, acidez, notas especiadas.  El queso, elaborado en su totalidad con leche de oveja se sirve con su corteza natural que se consigue combinando los mohos que se desarrollan durante el afinado con friegas de aceite de oliva. Es un queso de sabor intenso, toques avellanados y textura firma que congenia a las mil maravillas con el mazuelo.

Si la lectura os ha parecido interesante, nos gustaría veros en Beronia esta Semana Santa para compartir estos vinos tan especiales con vosotros. La “Visita Varietales” dura unas dos horas y se podrá realizar los días 24, 30 y 31 de marzo a las 11:30 con un mínimo de dos personas.

Nuestra Beronia Enotienda, no obstante, estará abierta de lunes a viernes, de 10:00 a 14:00 y los sábados de 10:30 a 14:30. ¡Os esperamos!